Cirugía Capilar

Hay ocasiones en las que se hace necesario recurrir al tratamiento quirúrgico  para obtener un resultado estético óptimo.

Con la cirugía capilar (´´Técnica del trasplante capilar´´) se consiguen resultados totalmente naturales mediante un cirugía mínimamente invasiva.

El trasplante capilar se realiza tanto en hombres como en mujeres, los cuales van sufriendo tras la cirugía un cambio de imagen gradual hasta los 12 meses, cuando se puede observar el resultado estético final. Es muy importante combinar el trasplante capilar con el tratamiento médico para estabilizar el proceso de alopecia y optimizar el resultado final.

¿Quién puede ser sometido a un trasplante capilar?

La indicación más  frecuente para realizar el trasplante capilar en un varón o en una mujer con alopecia  androgenética que desea recuperar la densidad capilar perdida. Aunque existen también otras formas de alopecia candidatas a mejorar con un trasplante capilar como son la alopecia frontal fibrosante, el liquen plano final, cicatrices quirúrgicas, quemaduras, alopecia por radioterapia,etc.

¿En qué consiste un trasplante capilar?

El trasplante capilar es un procedimiento quirúrgico laborioso en el que intervienen varios profesionales (personal médico, de enfermería y técnicos capilares). Se precisa un trabajo coordinado en equipo durante varias horas (6-10hrs) en función de las unidades foliculares a trasplantar.

El trasplante capilar se realiza en quirófano, de forma ambulatoria, mediante anestesia local y con todas las medidas de asepsia precisas.

¿En qué se basa la cirugía capilar?

La cirugía capilar consiste en trasplantar cabello de la zona donante a la zona receptora (áreas de calvicie).

La técnica del trasplante capilar se basa en el principio de recolocar el cabello desde la zona donante ( la cual no sufre el proceso de calvicie) hacia el área donde se está perdiendo (zona receptora). Este cabello trasplantado mantendrá las características de su ubicación primaria, y por tanto,  no sufrirá el proceso de calvicie. Esto se explica porque los folículos pilosos de la zona de la nuca son genéticamente resistentes a la calvicie (por eso la alopecia androgenética no suele afectar esa zona)

¿Qué tipos de trasplantes capilares existen en la actualidad?

Actualmente existen 2 tipos de trasplantes capilar con mini y micro-injertos y FUSS o FUT (Técnica de la tira) y técnica FUE (Follicular unit extracted). Las dos técnicas se diferencian en la manera de obtener los folículos a trasplantar, ya que la técnica de implantación es igual en las dos.

 

En el instituto Capilar de Alicante estamos especializados en la  realización de la técnica FUE, esta técnica consiste en realizar incisiones de menos de 1mm de diámetro en el cuero cabelludo con un bisturí circular. Después se extraen con unas pinzas especiales y se van depositando en unas placas mediante un sistema de clasificación por tamaño, respetando en todo momento las condiciones idóneas de asepsia, hidratación y temperatura. Una vez clasificadas las unidades foliculares en función de su tamaño se reagrupan las unidades foliculares de 1 solo folículo para colocarlas en la línea de implantación y las que tienen 2 o más folículos para poder implantarlas en zonas donde queremos conseguir mayor densidad capilar.