El paciente es valorado en consulta a través de una historia clínica completa. Se valoran los antecedentes personales y familiares y se solicita analítica sanguinea completa.

Posteriormente se realiza un estudio tricoscópico mediante el examen capilar. Para ello se utiliza un tricoscópio Dino- Lite para poder realizar una exploración a nivel microscópico.

 

Se realizan fotos microscópicas (con el tricoscopio) y macroscópicas (con cámara fotográfica) que posteriormente nos servirán de guía para evaluar el resultado obtenido con los distintos tratamientos.

Una vez valorado el paciente, se le plantean las distintas terapias encaminadas a solucionar su problema capilar.

 

Teniendo en cuenta una serie de factores (edad, sexo, patologías previas, y problema capilar) se le plantea al paciente las distintas opciones terapéuticas.

SOLICITA TU CONSULTA DE VALORACIÓN GRATUITA AQUÍ