Curiosidades sobre las canas

¿ Qué son realmente las canas?

Las canas son el resultado del agotamiento del melanocito en la síntesis de melanina y está relacionado con la edad y la herencia. Aunque el envejecimiento puede ocurrir a cualquier edad a partir de la adolescencia, lo más frecuente es que suceda después de los 40 años.

¿ Crecen las canas más rápido que el resto del pelo?

Se ha demostrado, mediante el estudio de la expresión de genes de queratinas y proteínas asociadas,  que éstas se encuentran sobrerreguladas al doble de su actividad en el crecimiento activo de los cabellos blancos-canos, comparado con los cabellos pigmentados-negros, lo que indica o sugiere que los cabellos canos tiene una mayor actividad en el crecimiento activo del pelo.

Otro dato interesante es que las personas de pelo grueso tienden a un encanecimiento más precoz que las de pelo fino.

¿ Qué hay de cierto en las leyendas que han llegado hasta nuestros días acerca de las personas que se volvieron canas en una noche?

Lo que hay que comentar es que , excepto en lo de “una noche”, el resto tiene explicación científica.

En el caso de la Reina María Antonieta de Francia, de la que se dice encaneció la noche anterior a su ejecución, hay que aclarar que, como la mayoría de sus cabello eran finos y oscuros, ocultaban a los gruesos que eran canos. Esos cabellos finos, por el estrés emocional que suponía su ejecución, entraron en fase de telogen y cayeron, por lo que cuando apareció para su ejecución, se apreciaba una cabellera blanca. 

Aparte del episodio de la Reina Maria Antonieta, también se observó en Santo Thomas Moro cuando iba a ser ajusticiado por no aceptar que el rey Enrique VIII fuera declarado cabeza de la iglesia de Inglaterra.

El encanecimiento del pelo corporal y pubiano sucede después de los 50 años, el axilar más tarde y las cejas y pestañas pueden encanecer, de hacerlo en un tiempo medio entre el pubiano y el axilar. Sin duda son signos de envejecimiento.

Referencia: Libro de Tricología 3ra edición, del Dr. Camacho y la Dra. Tosti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *