¿Qué entendemos por trasplante sin rapar?
Cuando utilizamos este término, nos referimos al trasplante que realizamos sin necesidad de rapar la zona receptora ( donde colocaremos los injertos). Pero si que es necesario rapar la zona donante para poder extraer los folículos.

¿Es necesario raparse el cabello para realizar un trasplante capilar?

La respuesta es “depende del caso”.

La mayoría de los casos de trasplante capilar mediante técnica FUE va a requerir rapar la cabeza para llevar a cabo la cirugía en las mejores condiciones posibles. Cortar el pelo va a depender de las unidades foliculares a trasplantar y de las circunstancias del paciente. No es lo mismo plantear una cirugía de un paciente que precisa densificar únicamente la zona de entradas que otro paciente que necesite densificar región central de la cabeza y coronilla. Tampoco es lo mismo el caso de una cirugía en un varón que en una mujer.

Rapar la cabeza implica:

  • Mejor visión tanto de las zonas donantes como receptoras.
  • El proceso de injertar los folículos será más efectivo, pues se aprecian mejor las zonas necesitadas.
  • Disminuye el riesgo de que los folículos a implantar se enganchen con el pelo largo del paciente.
  • Facilita el proceso de higiene de la cabeza durante la intervención.
  • Facilita los lavados post quirúrgicos.
  • Facilita la evaluación del progreso de la cirugía y su resultado final.