Foto: Instituto Capilar Alicante

Alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante, en adelante AFF, se caracteriza por la pérdida del cabello de la zona frontal y de las patillas. La sociedad habla mucho de ella últimamente. Lo que comentan las pacientes en la consulta suele ser “doctora, cada vez tengo la frente más ancha”. Porque lo que caracteriza a esta enfermedad es el retroceso en la línea donde nace el cabello en la zona frontal, por lo que da la sensación de que la frente es cada vez mayor.

La pérdida de cabello en la zona de implantación frontal puede seguir tres patrones, línea recta, en zigzag o doble línea. Dependiendo de cada patrón de presentación, el pronóstico cambia. Puede haber pérdida de pelo en la zona de las cejas (de forma parcial o total) y también del vello corporal. La alopecia de pestañas es muy rara.

La piel donde antes había pelo queda más fina y pálida. También se asocian pápulas faciales que son como unos granitos muy pequeños que las pacientes asocian a la edad.  Otro cambio en la piel pueden ser un enrojecimiento o manchitas rojas en la zona del entrecejo. Más síntomas que describen las pacientes son el picor y el dolor del cuero cabelludo.

La incidencia de la enfermedad, (número nuevo de casos), ha aumentado de forma preocupante desde hace unos años sin que se sepa bien el motivo. Desgraciadamente, a día de hoy, se desconoce la causa exacta por la que se produce esta enfermedad. Se presupone que existe una predisposición genética, lo que sumado a un componente hormonal, autoinmune y ambiental podrían ser los responsables de ella. La AFF se ha asociado también con alteraciones tiroideas y con la rosácea.

¿En qué consiste el tratamiento de esta enfermedad?

El objetivo del tratamiento es frenar la progresión de la enfermedad. Para ello disponemos de tratamientos tanto tópicos como orales.

El trasplante capilar se puede plantear en casos muy seleccionados y siempre que la enfermedad se haya estabilizado por lo menos durante 1-2 años.

Las prótesis capilares tipo FAS pueden ser una buena solución cosmética en aquellos casos en los que la AFF haya avanzado mucho y no se pueda plantear una cirugía capilar. Otra solución estética para la alopecia de cejas puede ser el trasplante de cejas, la micropigmentación o el microblading.

Esta enfermedad genera un gran impacto en nuestros pacientes porque les hace perder la autoestima y las predispone a problemas de índole emocional como la ansiedad y la depresión.

La pérdida del cabello a veces es tan importante que no pueden llegar a disimularla y ello les lleva a limitar su vida social, (no quieren reunirse con amigos, no quieren ir a la playa o la piscina, salir a pasear un día que hace viento, etc.), lo que les conduce a una merma en su calidad de vida y por tanto a una pérdida de salud.

La AFF, como cualquier otro tipo de alopecia, tiene mejores resultados cuanto antes sea diagnosticada y se comience a tratar.

Desde el Instituto Capilar de Alicante aconsejamos que si se tienen dudas sobre si su pérdida de cabello se puede deber a esta enfermedad, comente su caso con la Dra Pérez Ortiz, que valorará su caso y le indicará cuál es el tratamiento más indicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *