Relación entre alopecia y Covid

Muchos pacientes que han sufrido el Coronavirus están desarrollando como efecto secundario una alarmante y rápida pérdida de cabello. La enfermedad es muy dura, basta observar el amplio número de víctimas en el mundo y las secuelas que deja, pero si a eso le sumas la caída repentina del pelo, la pesadilla para quien ya ha superado el virus es interminable.

Este efecto no se aprecia en todos los afectados por Covid, pero sí es cada vez más común entre pacientes dado el alto número de personas que se contagian. A continuación, daremos algunas claves sobre esta caída explicadas por los Doctores Sergio Vañó y David Saceda en sus redes sociales, además de nuestra Doctora Vanesa Pérez Ortiz, todos expertos en la materia.

Es posible que, durante algunos meses a partir de padecer la enfermedad, entre tres y seis, se produzca esa pérdida de cabello, pero cabe decir que esa caída es temporal. En muchos casos significa un aceleramiento del ciclo natural del pelo, que cae, pero vuelve a salir, solo que la caída lo hace en poco tiempo.

Este proceso se conoce como efluvio telógeno, un efecto secundario que produce la caída repentina de cabello, y que además se aprecia mucho más en mujeres. A veces ocurre tras una cirugía, o por una bajada del nivel de hierro. Si se cae a partir de los tres meses es porque es el tiempo transcurrido desde que el pelo muere en el folículo hasta que se desprende.

El estrés por la enfermedad y los meses de confinamiento también pueden ser responsables de este proceso. Tanto es así que la Academia Española de Dermatología (AEDV) está realizando un estudio sobre la relación Covid y la caída del pelo.

Lo extraño es que la caída se produce de manera muy rápida y el crecimiento tarda más, pero el pelo termina saliendo, aunque hay que tener mucha paciencia. Caso aparte es quien ya presentaba una alopecia androgénica, pues a estos sí les puede suceder que se le acelere el proceso. Por eso no está de más hacer una analítica y acudir a profesionales.

Lo normal es que se resuelva de manera natural, pero también se puede tomar minoxidil y algún otro tratamiento que ayude a controlar el proceso. Como siempre aconsejamos, lo más seguro es acudir a un experto. Y si ya había indicios de alopecia y el virus la ha acelerado, también es aconsejable acudir a consulta.

En conclusión, es entendible el alarmismo cuando alguien observa una pérdida rápida y masiva de cabello, pero esta no debe afectar en exceso, pues se resuelve por sí sola en meses. Por otro lado, tampoco conviene relajarse si ya había indicios de alopecia antes de sufrir el covid, pues este la puede acelerar.

Esta enfermedad ha asolado al planeta, que se ha visto inmerso en una pandemia mundial. Aún no se sabe todo sobre ella y la población espera la vacuna como solución. Desde Instituto Capilar de Alicante queremos mostrar nuestro recuerdo a los fallecidos y a sus familias, así como nuestro apoyo a todos los afectados, y resaltar la gran labor de los sanitarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *